Achacachi, "cuartel general del proceso de cambio" estuvo de fiesta

Una bonita y colorida concurrencia en medio de un ambiente festivo aguardaba ayer al mediodía la caravana en la que arribaría el primer mandatario del Estado, Evo Morales Ayma, hasta el estadio de Achacachi, en la provincia Omasuyos del departamento de La Paz.

El inicio de la primera nota musical de la tradicional Marcha Presidencial interpretada por 100 soldados de la banda del Regimiento Ayacucho anunciaba la llegada del Presidente, quien entregaría más de 3 mil computadoras portátiles a igual cantidad de profesores y profesoras de nueve distritos de esta región del altiplano boliviano.

En la tribuna del estadio, los comunarios expresaban la gratitud, respeto y cariño a Morales y a la comitiva de autoridades por la inédita dotación de tecnología para educación. Ante lo cual el mandatario volvió a reiterar que tal hecho “no es un favor sino una obligación del Gobierno para con el pueblo boliviano”.

Adornado con guirnaldas y vestido con el característico poncho rojo de la región, impuesto a su llegada por la emblemática organización social de igual nombre, bastión del proceso de cambio en el país, el Presidente recibió de manos del alcalde de Achacachi, Constancio Gutiérrez, una llama como símbolo del altiplano.

Un fondo colorido con el rojo amarillo y verde distinguía a la tribuna de estudiantes, y pancartas con las denominaciones de los representantes del magisterio de los nueve distritos sirvieron de marco para las exhuberantes y coloridas danzas típicas de la provincia Omasuyos.

Al ritmo de bombos y pututus, 60 estudiantes de la normal de Warizata presentaron la danza italaque. Una vistosa indumentaria y legendarios personajes de la cultura paceña, como el kusillo, acompañaron la amena presentación.

Como es costumbre, al finalizar el acto principal, el mandatario jugó un partido de fútbol.



La Paz, 27 mayo 2012 / Periódico Cambio

0 comentarios:

Publicar un comentario