Provincia Manco Kapac: Comunarios de Isla de la Luna olvidados por autoridades

Comunarios de la Isla de la Luna continúan postergados y olvidados por las autoridades municipales, departamentales y gubernamentales quienes desconocen las necesidades que existe en este sector, no obstante los lugareños hacen todo lo posible por salir adelante y ofrecer mejores días a sus hijos.

La situación fue constatada en una visita que realizó EL DIARIO al lugar donde varios comunarios relataron el modo de vida que tienen los más de un centenar de habitantes que habitan en el histórico lugar.

Una situación que preocupa es que en pleno siglo 21 no existe el más mínimo desarrollo en la región toda vez que las personas no cuentan con los servicios básicos como ser luz, agua y alcantarillado, lo cual es indispensable, siendo que este sector es bastante confluido por visitantes nacionales y extranjeros por la historia y vestigios de antepasados.

Con respecto a la alimentación, los habitantes sobreviven con productos que son producidos por ellos mismos, algunos son papa, chuño, tunta, oca, haba, caya y además de la pesca.

Los comunarios sólo acuden a la población de Copacabana una vez por semana para tratar de aprovisionarse de algunos otros y pocos alimentos toda vez que no cuentan con recursos suficientes.

EDUCACIÓN

No obstante a las limitaciones, los padres de familia hacen lo imposible para que sus hijos tengan un mejor futuro a través de la educación puesto que aúnan esfuerzos para enviar a sus hijos a la escuela.

La comunidad cuenta con una unidad educativa donde se imparte estudios primarios para los menores, no obstante los niños y jóvenes que cursan desde sexto curso en adelante son trasladados a otra isla en bote.

Porfirio Mamani Rojas, secretario general de la isla, explicó que los niños y jóvenes son enviados al lugar quienes se quedan por cinco días y cada viernes por la tarde retornan nuevamente a sus hogares.

“Nosotros hacemos lo que podemos porque queremos que nuestros hijos surjan aprendiendo a leer escribir y puedan ellos algún día sacar adelante esta isla, ellos acuden a sus clases y se quedan toda la semana, es como un internado porque aquí solo hay un maestro que enseña a los más pequeños”, señalaba.

MODOS DE

SUBSISTENCIA

Mamani explicó que las esposas de los comunarios se dedican al tejido y artesanía, ellos se turnan para atender una tienda que tiene la comunidad en la población de Copacabana para ofrecer sus trabajos a los visitantes.

Sin embargo, también reciben algunos recursos extras por el turismo con lo cual lograron adquirir una lancha.

La autoridad, informó que hasta hace poco el Viceministerio de Culturas era quien recaudaba dichos recursos de los cuales el 35% estaba destinado a la restauración y guardia de ruinas; otros 35% destinado al desarrollo de la comunidad y 30% era dejado en dicha instancia gubernamental para el pago de funcionarios de la Unidad de Arqueología.

El entrevistado lamentó el hecho que el Viceministerio no respetó este convenio puesto que cuando los comunarios reclamaban los beneficios de la recaudación no se les otorgaba, razón por la cual decidieron manejar por cuenta propia.

“El Viceministerio de Cultura no nos deja trabajar tampoco tenemos recursos para hacer estudios ni contratar arqueólogos, los cobros los hacía el Viceministerio, el convenio suscrito no han cumplido, cuando pedíamos el dinero no nos querían dar lo que nos correspondía por eso hemos decidido manejarlo nosotros mismos, no hemos hecho elaborar los tickets y ahora cobramos nosotros”, exteriorizó Mamani.

Por otra parte, varios pobladores expresaron su molestia ya que al tratarse de un lugar histórico la Alcaldía de Copacabana no atiende las demandas. EL DIARIO intentó contactarse con el burgomaestre del lugar no obstante no se encontraba en su lugar de trabajo. (EL DIARIO)

0 comentarios:

Publicar un comentario